Ojos que no ven (review)

Poster de la película

En el año 2000, el primer ‘vladivideo’ salió a la luz y el gobierno de turno se empezó a desmoronar. Montesinos era un fugitivo y Fujimori renunció a la presidencia del Perú desde Japón. Es en esta situación donde ‘Ojos que no ven’ nos presenta más de seis historias interconectadas de curiosas formas.

Un par de señores internados en el hospital que discuten sobre la política actual, una escolar sin familiares que le pide ayuda a un abogado corrupto y pedófilo, un artista involucrado en crímenes conectados al gobierno, un loco enamorado de una chica que le tiene asco, un presentador de noticias que recibe la peor noticia de su vida, un militar que atropella a una mujer y, la historia principal, una Lima podrida por la sed de poder y dinero sufriendo las consecuencias de sus actos.

Francisco Lombardi con su gran experiencia como director de cine, y con un trabajo impecable, hace que las múltiples historias encajen perfectamente en este thriller. Lombardi también nos muestra la otra cara de la sociedad limeña, esa que hasta el día de hoy es tabú.

PD: Ver a Mávila Huertas actuar fue toda una experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s