Relato al aire #9

Mirando por mi ventana puedo ver muchas cosas. Los cables enredados que dan luz a la cuadra, un estudiante yendo en sentido contrario con su bicicleta, niños saliendo del colegio y muchos carros pasando. El cielo gris de Lima da un aire deprimente que solo el más optimista del mundo podría encontrar hermoso.

Es hora de ir a trabajar, a seguir con la rutina, ver a mis estudiantes lograr los objetivos del día, cenar y regresar a casa. Así pasan los días rápidos y grises. Como el otro ciclista que acaba de pasar en el sentido correcto.

No hay mucho que admirar hoy, solo la belleza de la fealdad de un viernes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s