El Puto #10 (Final)

(Lee la parte 9 aquí -> https://elticherpe.com/2018/07/26/el-puto-9/ )


La noche se intensificaba. La oscuridad se había apoderado de la jaula donde me habían puesto. Todo se sentía perdido, inútil. No había forma de salir de esto. Bryan llegaría eventualmente a recogerme para llevarme a un penal. No podía dejar de pensar en mis proyectos, mis sueños, mi casa. Todo se fue a la mierda. Todo por tener un pasado que no debí tener.

—¡Maldita sea! —grité.

—De nada te sirve hacer un berrinche —dijo una voz que yo no podía reconocer.

Me quedé en silencio tratando de descubrir de dónde venía la voz. No se podía ver nada. Todo era oscuridad, incluso el foco sucio estaba apagado. Me encontraba sumergido en tiniebla.

—¿Quién dijo eso? —pregunté.

—Eso no importa —respondió muy sereno.

grayscale photography of topless man wearing sunglasses
Photo by Randy Tahtinen on Pexels.com

Pude divisar la silueta de un hombre en la celda de al frente. Se movía como un humano, pero sonaba muy fuerte para ser uno. Quizá me estaba volviendo loco.

—¿Quién eres?

—Un preso, un delincuente como tú. Estoy en la cárcel igual que tú. Cometí un delito y terminé donde terminan todos los criminales.

—Pero yo no hice nada. Yo estoy aquí porque Bryan me quiere cagar la vida —dije llorando.

—Oh, por favor —dijo la silueta muy calmadamente —No te pongas a lloriquear. Sabes bien que estás aquí por lo que le hiciste a Bryan.

—¿Cómo sabes eso?

—Escuché la grabación que te puso él.

—¿Has estado aquí todo el tiempo?

—Siempre estoy aquí. No puedo salir porque sigo esperando a que arreglen mi caso y me lleven a un penal.

—¿Cuánto tiempo llevas aquí?

—Eso no importa.

—No sé que hacer. Yo no quiero vivir en un penal toda mi vida.

—No creo que te den más de veinte años.

—Igual eso es toda una vida.

—Evaluando tus posibilidades, creo que solo hay una forma de ser libre.

—¿Cuál?

—Tú lo sabes. Bryan no parará hasta que sufras lo peor que te puedas imaginar.

—Pero dime qué debo hacer.

—Tú lo sabes muy bien.

Escuché una llave metiéndose al cerrojo de la puerta principal. Volteé a verla, pero no pude distinguir nada. La oscuridad era intensa. Cuando volví el rostro, ya no pude ver la silueta con la que estaba conversaba hace unos instantes. Abrieron la puerta y el foco lleno de cochinada se encendió. La luz parpadeante me permitió ver a un policía entrar. Llevaba un plato de comida en la mano. Se acercó a mi celda y lo dejó en la puerta. Me miró con pena y desprecio, escupió al suelo, se agarró el sexo y se lo acomodó. Cruzamos miradas por un rato y se fue cerrando la gran puerta de metal con llave. En el plato pude ver un tenedor de acero inoxidable casi brillando. Lo agarré y vi como sus puntas estaban afiladas. Era un arma letal si se usaba estratégicamente. Fue en ese momento, que me di cuenta que sí sabía lo que tenía que hacer. ¿Sería tan valiente? “Tú sabes lo que tienes que hacer” sonaba en mi cabeza. La silueta tenía razón, yo sabía lo que tenía que hacer. No había otra forma. Era eso o pasar el resto de mi vida en el penal. Me quedé contemplando el tenedor por un buen rato. No me movía; casi ni parpadeaba. Solo examinaba el tenedor con mis ojos mientras el foco parpadeante envuelto en cochinada me ayudaba con su luz intermitente a entender que lo que iba a hacer sería lo correcto.

 

Escuché que la puerta se abrió de nuevo. Vi a Bryan entrar por esta. Dispuesto a hacer lo que tenía planeado. Lo miré de frente y con mucha ira. Era ahora o nunca.

—¡VETE A LA MIERDA! —grité.

Me clavé el tenedor en la yugular unas tres veces. Por la adrenalina, no sentí el dolor en los primero dos piquetes, pero el tercero me tumbó al suelo. La sangre empezó a salir rápidamente manchando toda mi ropa. Mi visión se nublaba y solo alcanzaba a ver a Bryan apresurarse en abrir las rejas.

—¡NO! ¡RESISTE, GABRIEL! —escuché.

Mi visión se volvió oscura y lo último que pude sentir fueron las manos de Bryan sobre mi cuello mientras gritaba llorando: “Te ibas a tu jato mañana, huevón. Por qué te mataste, maricón de mierda. ¡GABRIEEEEL!”

Anuncios

Un comentario sobre “El Puto #10 (Final)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s