La historia de M #7 (La venganza)

Sabía que a partir de ese momento todo se iba a ir en picada. No había forma que M me perdonara por tal directa. Iba a ser imposible salir de ese hoyo al que yo solo me metí. Si ya me sentía mal, después de esto de me sentí peor.

Pagué la cuenta y salí del restaurante con la esperanza de que M estuviera esperándome como dijo. Afortunadamente, estaba parado en la esquina, esperándome como lo había prometido. Me acerqué y noté que había estado llorando. Empezó a lloviznar un poco y el frío se acentuó más.

—Tengo que ir donde mi amigo —me dijo.

—OK, te acompaño.

No se negó. seguimos por la avenida callados. Se podía cortar la tensión con una hoja de papel. Era muy incómodo. La había cagado. Pero cómo no iba a cagarla después de todo este sube y baja emocional. Nunca debí prestarle dinero. La situación fue muriendo desde esa vez.

—Creo que te debo una disculpa —le dije —mi intención no fue herir tus sentimientos. Es lo que menos quiero que pase.

—Bueno, lo hiciste —me dijo con una media sonrisa mezclada con tristeza e ira —. Pero te entiendo, quizá yo hubiera reaccionado igual que tú si solo me dijeran “te quiero” para pedirme dinero. Me equivoqué, pero te juro que no fue a propósito.

—Espero esto no cambie las cosas y que todo siga igual. Yo no quiero dejar de verte. En verdad siento mucho haber herido tus sentimientos. Me siento una mierda.

No dijo más. Se quedó callado el resto del camino. Llegamos a casa de su amigo, nos presentó y nos caímos muy bien. Incluso nos pusimos a hablar en Inglés para que él practicara mientras M se iba adentro de la casa a hacer no sé qué cosa.

Cuando salimos de la casa de su amigo, M me dio doscientos soles de mala gana. Fue como si hubiera pedido que le pague. Mi intención nunca fue cobrarle, sino decirle cómo me sentía. Quizá fue un error decirlo, pero en el momento fue necesario. Lo acompañé hasta el paradero y traté de abrazarlo antes que se vaya. Se dejó, pero no me respondió el abrazo. Pude sentir la indiferencia sin poder verlo a los ojos.

Al día siguiente, le escribí temprano dándole los buenos días. No me respondía, me dejaba en visto. No me importaba quedar en ridículo. Yo seguía escribiéndole. Pasó la semana y llegó el sábado sin recibir respuesta alguna de él. Ya estaba resignado a que lo nuestro había acabado y que ya no debería molestarlo. Por la noche, le escribí “qué haces”. Me dijo que estaba con sus amigos tomando y que se estaba divirtiendo. No me invitó y fue ahí donde comenzó su venganza.

shot-heart-man-shooting-bubbles-caliber-pistol-thru-red-50429885Empezó enviándome esta canción. Bueno, él sabía que no me gusta el reggaeton y el malévolo me envía un audio con esa canción mientras él la coreaba.

“Si tu no estás
Yo no voy a llorar por ti
Mientras te voy olvidando
Yo sigo rumbeando
Mi vida voy a vivir”

Eso fue un golpe bajo. Está bien que se haya ofendido, que me deje de hablar, incluso que me aplique la ley del hielo de por vida. Pero hacer esa niñería fue demasiado. Me llené de rabia. Le reclamé por la payasada que hizo y él me seguía enviando audios cantando la misma canción. Cada audio era como una puñalada al corazón.

No pude dormir bien con todo lo que había pasado. Estaba muy enojado. Tanto fue mi enojo que mi madre me preguntó qué me pasaba. Le conté todo y solo me abrazó y me dijo que todo iba a pasar. Que todo el mundo tiene una historia de amor muy fea que contar. No lo creí en el momento. Mi madre se fue a dormir y me quedé en mi cama llorando de la rabia.

Al día siguiente, me despierto sin ganas de hacer nada. Ya no servía poner una sonrisa. Había echado a perder todo lo bueno que me había pasado en los últimos cinco meses. Traté de enviarle un mensaje. Desbloqueo mi celular y veo que M había cambiado su estado de Whatsapp.

You lost me

Claramente.

Anuncios

Un comentario sobre “La historia de M #7 (La venganza)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s