Anécdota #1

Recuerdo hace un par de años haber estado enseñando un curso básico de Inglés a adultos. Eran las 8:30 p.m. y todos nos sentíamos cansados. Este grupo de estudiantes era conformado por puros adultos, incluso mayores que yo. Era una clase divertida, pero pesada a la vez; sobretodo por el horario y porque la mayoría venía a clases después de trabajar.

La actividad de la noche era la siguiente: Están en una isla desierta y tienen que escoger seis artículos de esta lista para poder sobrevivir.

La clase se veía entusiasmada en la tarea. Quizá porque la dificultad venía en tener que explicar porqué escogerían cada cosa.

Luego de unos veinte minutos, llegó la hora de presentar sus respuestas. Todo iba bien hasta que un alumno muy peculiar participó. Él era el típico metalero de pelo largo. Vestía camisetas negras con logos de bandas que no conocía. La situación fue algo así:

—Good night, teacher! ¡Hasta mañana, profesor!

—Good evening! ¡Buenas noches! —Corregí.

—Oh, sorry! Good evening. Today, I… ¡oh, perdón! Buenas noches. Hoy día, yo…

—Tonight… Esta noche… —Corregí nuevamente.

—Tonight, my group chose these items: the matches because we need fire. The knife to cut the fruit. Esta noche, mi grupo escogió estos artículos: los fósforos porque necesitamos fuego. El cuchillo para cortar la fruta.

Y así continuó hasta que llegó a la mejor respuesta.

—Finally, we chose the toilet paper because we need to take a shit. Finalmente, escogimos el papel higiénico porque necesitamos cagar

—Excellent! ¡Excelente! —Le dije.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s