Los pequeños detalles

Siguiendo con mis dilemas personales, todo parece empeorar. Son las pequeñas cosas las que pueden malograrte el día; y a mí me pasan demasiadas cosas pequeñas.

Anoche, fui con un amigo a ver Ocean’s 8 por tercera vez al cine. Después de haber estado gritando “YASSS” durante toda la película, fuimos a cenar. A la media noche, mientras regresaba con mi bicicleta, se me baja la llanta delantera. Revisándola, veo que necesito parcharla. Me quedé sin bicicleta hasta la próxima semana.

Al llegar a casa, me entretuve viendo Spartacus en Netflix. Si han visto la serie, saben lo erótica entretenida que es. No calculé el tiempo y recién pude dormir a las 3:00 A.M.

A causa de la mini maratón de Spartacus, me desperté tarde y no pude cocinar mi arroz así que me bañé, vestí y salí de inmediato. Tuve que ir caminando al trabajo porque mi bicicleta estaba malograda. Pero como mis zapatos son nuevos, ahora tengo dos hermosas ampollas en los tobillos.

Definitivamente, no reenviar esas cadenas de mala suerte por hotmail hace diez años, me están pasando factura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s